Anómia, televisió i … internet?

salon2.jpg

Este verano tengo un poquido de trabajo. Como no podia ser de otra manera, los encargos se basan en el  diseño de sites personales,  dicho de otro modo, páginas web.

La complejidad de la tecnología me abruma y siempre que tengo ocasión procuro compartir opiniones con amigos informáticos o diseñadores y esclarecer la sentitología de la Red, ya que creo no es uniforme y clara. Las posibilidades son espectaculares y muy nuevas ¿Estoy exagerando?  Creo que el impacto de internet és equiparable al de la radio, la fotografia o la televisión. Por eso seria interesante contemplar que és lo que han supuesto los mass-media en nuestras vidas para poder hacer una predicción aproximada de lo que puede ser en un futuro internet.

 Y mira por donde que ayer hablando con un amigo tropezamos con un libro que casualmente analiza estos temas. Estaba el estante y me habia pasado desapercibido. El nombre no es muy descriptivo y supongo que por eso no le habia prestado atención. Se titula “La sociedad de la ubicuidad” y fué escrito por Jean Cazeneuve (1915-2005).

A continuación transcrivo un trocito de texto del capítulo XIV: Los nuevos aristócratas

“Los estudios sobre los efectos de los mass-media , y hasta las ideas que generalmente dominan en la opinión pública, hacen evidentes ya sea consecuencias inmediatas, por ejemplo, sobre el incremento de la violencia o la disminución de la lectura, ya sea prolongaciones a  más largo plazo, en lo especial las que atañen a las ideologías, a las opciones políticas. Pero tanto el gran público como los especialistas conceden escasa atención a la acción que los medios de difusión colectiva pueden  ejercer sobre las estructuras sociales, modificando sus sistemas de estratificación, desbaratando sus jerarquias, impidiéndoles nuevas escalas de valor. Pues bién, probablemente sea en este dominio donde haya que buscar y prever los efectos más profundos y más importantes.

El predominio de lo espectacular que ha traído la expansión de los mass-media impone nuevos criterios de evaluación, tanto en los status de prestigio de los miembros del cuerpo social como en el interés que se concede a las cosas y a los hechos. Dicho de otro modo, es evidente que en un mundo en el que miramos y escuchamos lo que los periódicos, la radio, la televisión y el cine seleccionan y situan en primer término, ya no distribuimos como antes nuestra atención, nuestra estima y nuestra admiración hacia personas y cosas.

Estudiando de una manera demasiado excluyente las infuencias de la television en las opiniones, podríamos dar a entender que ésta es principalmente un órgano de información. Mas, en realidad, la información a través de los mass-media de sitúa en un más amplio modo de participación del individuo en la sociedad, el ocio.

Por lo tanto, para comprender bien los efectos de los nuevos modos de comunicación sobre la vida cotidiana y sobre las costumbres, debe considerarse que su desarrollo corre parejo con el del tiempo libre que deja el trabajo. Simultáneamente se desarrollan tres tipos de procesos: el ocio ocupa un lugar cada vez mayor en la existencia; se convierte en un fenómeno de masa; y cada vez lo ocupa una industria que transforma a la sociedad en público, o si se prefiere, a la distribución del espectaculo.”

Jean Cazeneuve . La sociedad de la ubicuidad . editorial Gustavo Gili 1978

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s